Evelyn Salgado Pineda: Guerrero se encuentra en ruta de pacificación

Evelyn Salgado Pineda ve como beneficioso que se alejen las armas de las calles.

De acuerdo con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, en Guerrero su administración se encuentra en ruta de la pacificación, tal como quedó demostrado de manera simbólica en la ceremonia de destrucción de armamento decomisado, llevada a cabo en la 35 Zona Militar de Chilpancingo.

La gobernadora de Guerrero dijo que dicho ejercicio, representa el cumplimiento de la ley y el Estado de Derecho por parte de las Fuerzas Armadas, a las cuales reconoció por su compromiso con la pacificación del estado; ya que, con este tipo de acciones alejan las armas de las calles y del alcance de los jóvenes, quienes preferiblemente deben estar en las escuelas.

Estrategia de paz en Guerrero

La mandataria estatal también afirmó que la estrategia de paz en Guerrero consiste en utilizar la inteligencia para atacar las causas que originan la violencia, anteponiendo el fuego y la fuerza; aunque enfatizó que esto será posible en la medida de que instituciones como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o la Marina funjan como aliados.

Por tal motivo, al encabezar el evento de destrucción de armamento decomisado que se encuentra a disposición de la Sedena, Evelyn Salgado Pineda señaló sentirse satisfecha porque su gobierno se encuentra en el camino correcto con miras hacia la paz, garantizando la seguridad de la población a través de estrategias inteligentes.

“La paz se construye y estamos en esa ruta, no lo vamos a lograr con más fuego, con más violencia, lo hemos hecho y lo haremos privilegiando en todo momento la coordinación, el uso de la inteligencia antes que la fuerza”.

Coordinación de instituciones 

Asimismo, la gobernadora de Guerrero destacó la coordinación que llevan a cabo las diferentes instituciones de seguridad de los tres órdenes de gobierno en el combate a la violencia, porque cada una realiza las labores que le corresponden con total respeto y autonomía.

Al incluir la ceremonia, se dio paso a la destrucción del armamento decomisado, el cual estaba compuesto por 98 armas cortas y 53 armas largas, así como 99 armas largas y una corta más que habían sido donadas; adicional, fueron destruidos 211 cargadores incautados, 5 mil 354 cartuchos, 13 cascos y un chaleco.

notas relacionadas