Inversión en activos reales es más efectiva ante inflación, recomienda Rodrigo Besoy

Rodrigo Besoy Sánchez comparte beneficios de invertir en activos reales.

El impacto inflacionario ha generado un escenario de incertidumbre para los mercados, afectando directamente en la evolución de los activos conservadores como la renta fija, establece Rodrigo Besoy Sánchez.

A pesar de que gobiernos y bancos centrales han desplegado esfuerzos para mitigar el impacto de la inflación, el asesor patrimonial quien también es inversionista a través de sociedades mexicanas como Fabetri, señala que las gestoras patrimoniales enfrentan un momento complejo. 

Sin embargo, el especialista mexicano refiere que aún con la volatilidad y las altas tasas registradas, existen oportunidades en los mercados para preservar el patrimonio. 

Activos reales 

“El contexto actual ha llevado a las oficinas patrimoniales a fijarse nuevos objetivos. Uno de ellos, tiene que ver con preservar el capital a través de activos reales que por su naturaleza, resisten en mayor medida el golpe de la inflación”, asegura.

Open Bank ha definido como “activos reales” a todos aquellos que son tangibles, por ejemplo, inmuebles o infraestructura, ambos fuertemente vinculados a la evolución de la economía real. 

Sin embargo, Rodrigo Besoy Sánchez da mención especial a los bonos ligados a la inflación y a la inversión en materias primas, estas últimas, que han cobrado relevancia ante la escasez generada por el conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania. 

“Los bonos ligados a la inflación se constituyen como una de las máximas alternativas para poner los activos. Como su nombre lo indica, evolucionan favorablemente en función de los precios por lo que puede ser un buen momento para aprovecharlo”, explica. 

“En el caso de las materias primas como metales preciosos, metales industriales, materias agrícolas y energéticos como el petróleo o el gas, son activos reales que difícilmente perderán su valor en entornos volátiles, por lo que diversificar las carteras a través de ellos resulta un acierto”, indica. 

Inversión como oportunidad

Rodrigo Besoy Sánchez señala que no existe peor decisión al momento de invertir, que no hacerlo, pues una vez superado el escenario inflacionario como el que se vive a nivel global, la descapitalización será irreversible.

Finalmente, el especialista hace énfasis en que la volatilidad no debe asumirse como un momento de riesgo, sino como uno de oportunidades para realizar un análisis de negocio estratégico y financiero que retribuya las ganancias a mediano y largo plazo. 

notas relacionadas