La ONU alerta por aumento de militarización contra migrantes en México

Migrantes

El relator especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de las Personas Migrantes, Felipe González, alertó el «incremento exponencial» de la militarización contra los migrantes que transitan por México hacia Estados Unidos.

Mientras que en 2019 había 8.715 miembros de las Fuerzas Armadas en tareas migratorias en las fronteras norte y sur, la cifra creció más del triple para abril de 2022, a más de 28.500, indicó el informe «Bajo la bota» de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD).

Aunque el fenómeno no es nuevo, «sí ha habido un incremento exponencial de dicha militarización, sobre todo a partir de la firma de acuerdos migratorios que han sido impulsados por Estados Unidos y aceptados, en concreto, por México», expuso Ana Lorena Delgadillo, directora de la FJEDD, al presentar la investigación.

EL MURO DE MÉXICO

El reporte acusó al Gobierno de México de convertirse en un «muro militar contra la migración», mientras que Estados Unidos ha «externalizado su frontera».

El relator de la ONU manifestó que «la detención migratoria debe ser de último recurso», por lo que denunció «una distorsión entre derechos humanos y seguridad».

El funcionario internacional celebró el reciente fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que la semana pasada declaró inconstitucional las revisiones migratorias que atentan contra el libre tránsito.

Además, reconoció la reforma migratoria de 2020 que prohíbe al INM detener a menores de edad en estaciones migratorias.

MIGRANTES BAJO LA VIOLENCIA

El reporte también cita que en la última década más de 70 mil migrantes fueron víctimas de tráfico y secuestro en México, con base en el informe Especial sobre la Situación que Guarda el Tráfico y el Secuestro en perjuicio de las Personas Migrantes en México 2011-2020, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Aunque otras estimaciones de la investigación apuntan a cerca de 20 mil migrantes secuestrados al año.

La mayoría de los casos ocurre en Chiapas y Tabasco, en la frontera con Guatemala; en Nuevo León y Tamaulipas, en la frontera con Texas, y en Veracruz, el estado del Golfo de México que conecta el sur con el norte del país.

Las víctimas proceden sobre todo de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Cuba.

LOS ESTRAGOS DE EE.UU.

Los ponentes coincidieron en que México ha cargado con los estragos del endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos.

En particular, lamentaron que un juez estadounidense haya dejado vigente la semana pasada el Título 42, una regla de la era de Donald Trump (2017-2021) que permite la deportación inmediata de quienes llegan a la frontera con el argumento de la pandemia.

Aun así, las organizaciones señalaron la corresponsabilidad del Gobierno de López Obrador, que ha empleado a la Guardia Nacional, un cuerpo civil pero con tres cuartas partes de origen militar, para perseguir a migrantes.

notas relacionadas